Entradas etiquetadas como ‘“Empresa socialmente responsable”’

PASIVO LABORAL A DEUDA PÚBLICA A COSTA DE LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES

Actualización con respecto del tema de los pasivos laborales de Pemex, al 19 de agosto de 2014:

1. Ya fue aprobada, como parte de la Ley Federal  de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, la asunción formal del Estado  de los pasivos laborales. 

2. La figura de pasivo laboral en empresas públicas se pone contablemente en operación para privatizar. En el caso de Pemex fue en 1998. Antes se pagaba, como debiera ser, como gasto corriente. Pemex desembolsa de su propia tesorería estas pensiones con regularidad y sin problema de liquidez alguno hasta la fecha. La asunción formal del llamado pasivo laboral por parte del Estado fue por presiones externas: los extranjeros que se quieren asociar con Pemex o comprar partes de la empresa (por ejemplo sus refinerías), en contra la Ley Federal del Trabajo no quieren asumir responsabilidades laborales como el pago de pensiones, para con los que contribuyeron con su trabajo a la generación de la riqueza que ahora quieren apropiarse.

3. El pasivo laboral fue calculado de manera tramposa, a ¡100 años! y cambiando supuestos de cálculo recientemente. Solo así se puede explica un brinco de casi 78% del monto (1).  También se considera que incluye montos que no son propios de un pasivo laboral, pero la ley dice que se va a auditar, lo cual es de lo poco positivo de esta legislación.

4. El trabajador petrolero genera ingresos netos como pagar su pensión y 35 veces más. Las pensiones y jubilaciones  representan solo el 1.77% de los ingresos brutos. Es evidente que las pensiones son perfectamente pagables.  Eso no se le informó a la opinión pública de manera cabal. En realidad, las seguirá pagando Pemex con su contribución fiscal . También podemos ver a los trabajadores como empleados del resto de los mexicanos, pues Pemex sigue siendo de la nación. En ese caso, sus pensiones se pueden ver como un contraprestación o un costo por la riqueza fiscal que le generan los petroleros a los mexicanos mismos. Sin embargo, el mal uso de esta riqueza ya no es cosa de los trabajadores, sino de gobernantes, oligarcas y líderes sindicales corruptos.

5. Cuando se quiere vender una empresa, se culpa a los trabajadores y se busca desaparecer o castigar al maximo el pago de pensiones, es una fórmula que no falla, se aplica cada vez. No solo el pueblo no sufre un aumento de costo en el caso de las pensiones, ya se estaba pagando, como he dicho, sino el poder legislativo quiso forzar con sus leyes una “rebajita” en las pensiones. 

6. En nuestro caso particular, manchar la imagen de los trabajadores y con ello de Pemex, es parte de la estrategia para que fracase la consulta popular contra la reforma energética. Además, es una forma de llevar más negocio a los bancos que explotan a la población robándole “comisiones” con el apoyo de las regulaciones e imposiciones gubernamentales.

(1) Otros elementos se pueden ver en http://www.dolorespadierna.com/dolorespl2/index.php?option=com_content&view=article&id=1499:la-corrupcion-institucionalizada-es-la-verdadera-causa-de-la-inflacion-de-pasivos-laborales-&catid=3:newsflash

 

Este es el texto completo original de este publicación:

“Este es un comunicado de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) y el Comité Nacional de Estudios de la Energía (CNEE)

¿El pasivo laboral de PEMEX y CFE es culpa de los trabajadores?

¿Lo va a pagar el pueblo de México?

Hemos creado un cúmulo increíble de recursos a lo largo de 76 años, que no sólo han dado base al desarrollo nacional, sino que son y han sido absolutamente suficiente para que se hubieran creado las reservas necesarias para dar respaldo adecuado y oportuno al pasivo laboral; la omisión de estas reservas no sólo muestra una clara responsabilidad administrativa, sino es consecuencia del saqueo fiscal y vía corrupción de que han sido víctimas PEMEX y CFE, y que ahora se quiere cargar a las y los trabajadores; lo cual se agravará con la actual reforma energética que va ir extinguiendo las utilidades de éstas.
En los medios de difusión se ha señalado que la mayoría automática de la Cámara de Diputados pretende transformar en deuda pública los pasivos laborales de PEMEX y CFE, en beneficio de nosotros los trabajadores. Sin embargo, esto es sólo un desplante mediático, que pretende engañarnos a los trabajadores de PEMEX y CFE, para simular que Peña Nieto va a respetar los derechos de los trabajadores y jubilados, como lo ha planteado una y otra vez, faltando de manera absoluta a la verdad, pero al mismo tiempo, que servirá para que la población mexicana en general siga teniendo en mal concepto a los sindicatos y los derechos laborales adquiridos con justicia.
La realidad, es que los artículos 3º y 4º Transitorios de la Ley General de Deuda Pública, se traducen en un chantaje jurídico, que busca que los trabajadores de PEMEX y CFE hagamos una renuncia masiva de nuestros derechos, entrometiéndose además en el régimen laboral interno de PEMEX y CFE, lo que resulta inconstitucional: “Deberán modificarse el contrato colectivo”, dice este Dictamen; “deberá modificarse el Reglamento de los trabajadores de confianza”, otra vez dice este Dictamen.
El Artículo 394 de la Ley Federal del Trabajo, es claro de que el contrato colectivo no puede concertarse en condiciones menos favorables para los trabajadores que las contenidas en contratos vigentes en la empresa o establecimiento. La Carta Magna y la ley de cita, declaran la nulidad de pleno derecho de toda renuncia de los derechos humanos laborales. Pero esto no tiene relevancia, pues a la oligarquía representada en los tres Poderes no les importa el estado de derecho.

Por otra parte, el gobierno federal no se obliga a llevar a cabo la asunción de este pasivo laboral, sino que se dice que “podrá” hacerlo, y no en la totalidad de este pasivo, sino sólo en su caso asumirá una “proporción” del mismo.
El chantaje jurídico, se traduce: en que si los trabajadores queremos que el pasivo laboral sea absorbido en los términos referidos, entonces los trabajadores de nuevo ingreso deberán pagar solos sus pensiones con sus propios recursos, mediante cuentas individuales que manejarán las Afores, las fraudulentas Afores, las desacreditadas afores; también significa, que en primera estos trabajadores ya no tienen asegurada una pensión; que serán pensiones de miseria; que deberán cotizar muchos más años, que se van a transferir cantidades multimillonarias al insaciable capital financiero, básicamente extranjero, tercero, que a los jóvenes del país, que pareciera que no son mexicanos, se les discrimina frente a los demás trabajadores, condenándoseles de por vida a empleos precarios, sin futuro. Y además, es un claro desmantelamiento del contrato colectivo de los trabajadores petroleros.
Por lo que hace a los trabajadores petroleros actualmente en activo, de manera progresiva, se nos irán ajustando los parámetros para determinar nuestras pensiones, es decir, se nos irá reduciendo el monto de las mismas y, además se nos incrementará la edad para pensionarnos, entre otros. En el caso de CFE, a los trabajadores en activo, con derechos generados para una pensión conforme al contrato colectivo de trabajo, se nos sujetarán a mecanismos para que “voluntariamente” (entre comillas), opten por las cuentas individuales, por las Afores, como si fueran de nuevo ingreso.
En relación a las jubilaciones y pensiones en curso de pago, “se supone” que se nos respetará; esto en tanto no se nos desconozcan, como sucedió con los trabajadores ferrocarrileros, que quedaron con paupérrimas pensiones del IMSS.
Por de lo dicho, el pasivo laboral no se cubrirá con recursos presupuestales, esto es otra simulación, pues en realidad los acabaremos pagando los propios trabajadores de PEMEX y CFE, pues los transitorios son claros en que: “La proporción de la obligación de pago que en su caso asuma el Gobierno Federal será por un monto equivalente a la reducción del pasivo laboral que resulte del acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo y el Reglamento de Trabajo a que se hace referencia en el párrafo anterior.” Es decir, si los trabajadores somos despojados de 1,000 millones, serán mil millones los que irán a cubrir el pasivo laboral. Concretamente, seremos los trabajadores activos los que sufriremos a partir del momento en que se modifiquen los contratos colectivos una merma en sus derechos para garantizar las pensiones de los jubilados. Divide y vencerás, reza el dicho.
No hay pues, beneficio alguno para nosotros los trabajadores, sino saqueo de nuestros derechos; el propósito real, es dejar a PEMEX y CFE sin cargas a costa de los derechos adquiridos por los trabajadores, para facilitar las alianzas y su desmantelamiento y privatización como lo reclaman las corporaciones, especialmente extranjeras; además esto permite crear un mercado de mano de obra más fluido para la transferencia a precio de remate de la mano de obra altamente calificada de PEMEX y CFE en beneficio de las empresas privadas. Es también un camino, para elevar el índice de expoliación de los trabajadores, para mayores recursos fiscales y, de utilidades para las empresas privadas, saqueadoras del patrimonio nacional.

En suma, nacerán corporativos inmensamente ricos, al lado de trabajadores pobres, al lado de un país también pobre y humillado.

En tal virtud, exigimos que se supriman los aludidos artículos 3º y 4º , Transitorios, por ser un arquetipo de inconstitucionalidad e injusticia.

Finalmente, un llamado a las y los trabajadores de petróleos, para que no creamos más la mentira de que serán respetados nuestros derechos y a la población mexicana para que no haga eco de la campaña, una vez más, de desprestigio contra los trabajadores de Pemex. No es ella la que pagará ese pasivo, son los propios trabajadores.

Compañeros, que nuestro destino como petroleros no sea el triste de una vez muy combativo gremio de los ferrocarrileros. ¡La movilización para la defensa de nuestros derechos es indispensable!

¡POR EL RESPETO IRRESTRICTO DE LOS DERECHOS LABORALES Y SOCIALES!

UNION NACIONAL DE TECNICOS Y PROFESIONISTAS PETROLEROS (UNTyPP)
COMITÉ NACIONAL DE ESTUDIOS DE LA ENERGIA (CNEE)”

Nota: este es el texto de los artículos transitorios tercero y cuarto
Tercero. El Gobierno Federal podrá asumir una proporción de la obligación de pago de las pensiones y jubilaciones en curso de pago, así como las que correspondan a los trabajadores en activo de Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios a la entrada en vigor del presente Decreto y, conforme a las estipulaciones contractuales vigentes en esa misma fecha, siempre que, dentro del año siguiente a la entrada en vigor del presente Decreto, Petróleos Mexicanos alcance un acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo aplicable en la empresa y en los organismos subsidiarios, y modifique el Reglamento de Trabajo del Personal de Confianza de Petróleos Mexicanos y Organismos Subsidiarios. Dichas modificaciones, sin considerar el reconocimiento del pasivo laboral por parte del Gobierno Federal, deberá conllevar en el mediano plazo a una reducción del pasivo laboral de la empresa. Además, las modificaciones deberán contemplar, al menos, que las pensiones o jubilaciones de los trabajadores de nuevo ingreso sean financiadas bajo esquemas de cuentas individuales que permitan la portabilidad de derechos con el Sistema de Ahorro para el Retiro y que se contemple un ajuste gradual a los parámetros para determinar las pensiones de los trabajadores activos, incluyendo la edad de retiro para reflejar el cambio en la esperanza de vida.
La proporción de la obligación de pago que en su caso asuma el Gobierno Federal será por un monto equivalente a la reducción del pasivo laboral que resulte del acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo y el Reglamento de Trabajo a que se hace referencia en el párrafo anterior.
El Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tomando en consideración la estabilidad de las finanzas públicas y el cumplimiento de los objetivos, estrategias y líneas de acción del Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo, establecerá los términos, condiciones y montos, para cubrir la proporción del pasivo laboral que asuma el Gobierno Federal, una vez que se cumplan las condiciones establecidas en el párrafo primero de este artículo. También determinará los mecanismos de financiamiento y esquemas de pago y emitirá las demás disposiciones de carácter general necesarias para su implementación.
A efecto de lo anterior, se autoriza al Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a celebrar en las fechas que corresponda, los actos jurídicos necesarios para financiar la proporción de las obligaciones antes referidas que asuma el Gobierno Federal, y para emitir disposiciones de carácter general para regular dichos actos. Asimismo se autoriza al Ejecutivo Federal por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para realizar los ajustes correspondientes en el Presupuesto de Egresos de la Federación que corresponda a efecto de que se reconozca como gasto el mismo importe de las obligaciones. Los actos y ajustes anteriores no se considerarán para efectos de la meta de los requerimientos financieros del sector público y del equilibrio presupuestario a que se refiere el artículo 17 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.
Cuarto. El Gobierno Federal podrá asumir una proporción de la obligación de pago a cargo de la Comisión Federal de Electricidad de las pensiones y jubilaciones que correspondan a sus trabajadores que fueron contratados hasta el 18 de agosto de 2008, fecha en que la empresa suscribió con el sindicato un convenio para adoptar el esquema de cuentas individuales para los trabajadores de nuevo ingreso, conforme a las estipulaciones contractuales vigentes en esta última fecha, siempre que, dentro del año siguiente a la entrada en vigor del presente Decreto, la Comisión Federal de Electricidad alcance un acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo y el Manual de Trabajo de los Servidores Públicos de Mando de la Comisión Federal de Electricidad, aplicables en la empresa. Dicha modificación, sin considerar el reconocimiento del pasivo laboral por parte del Gobierno Federal, deberá conllevar en el mediano plazo a una reducción del pasivo laboral de la empresa, y contemplar, al menos, que las pensiones o jubilaciones de los trabajadores de nuevo ingreso sean financiadas bajo esquemas de cuentas individuales que permitan la portabilidad de derechos con el Sistema de Ahorro para el Retiro; que se establezcan los mecanismos necesarios para que los trabajadores en activo contratados hasta el 18 de agosto de 2008, se adhieran de manera voluntaria a dichos esquemas de cuentas individuales, y que se contemple un ajuste gradual a los parámetros para determinar las pensiones de los trabajadores activos, incluyendo para la edad de retiro, con objeto de reflejar el cambio en la esperanza de vida.
La proporción de la obligación de pago que en su caso asuma el Gobierno Federal será por un monto equivalente a la reducción del pasivo laboral que resulte del acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo y el Manual a que se hace referencia en el párrafo anterior.
El Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tomando en consideración la estabilidad de las finanzas públicas y el cumplimiento de los objetivos, estrategias y líneas de acción del Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo, establecerá los términos, condiciones y montos, para cubrir la proporción del pasivo laboral que asuma el Gobierno Federal una vez que se cumplan las condiciones establecidas en el párrafo primero de este artículo. También determinará los mecanismos de financiamiento y esquemas de pago y emitirá las demás disposiciones de carácter general necesarias para su implementación.
A efecto de lo anterior, se autoriza al Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a celebrar en las fechas que corresponda, los actos jurídicos necesarios para financiar la proporción de las obligaciones antes referidas que asuma el Gobierno Federal, y para emitir disposiciones de carácter general para regular dichos actos. Asimismo se autoriza al Ejecutivo Federal por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para realizar los ajustes correspondientes en el Presupuesto de Egresos de la Federación que corresponda a efecto de que se reconozca como gasto el mismo importe de las obligaciones. Los actos y ajustes anteriores no se considerarán para efectos de la meta de los requerimientos financieros del sector público y del equilibrio presupuestario a que se refiere el artículo 17 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

El Grupo de Participación Ciudadana y otros puntos que parecen positivos para Pemex

Este es el tercero de una serie de blogs dedicados al Informe de Responsabilidad Social de Pemex (en su versión 2010, en tanto se publica el de 2011). En estos blogs discuto y doy puntos positivos o negativos al contenido de este documento,  con el fin de determinar al final si veo un balance positivo o negativo en términos de responsabilidad social. En este número me concentraré en la labor de análisis por parte del así llamado Grupo de Participación Ciudadana (GPC) (p.15 del citado informe) al que Pemex se somete en forma voluntaria desde 2008, lo que parece una actividad bien encaminada (+1).

Los integrantes del GPC tienen un curriculum importante. Son miembros mexicanos de las grandes ligas en materia ambiental, incluso a nivel mundial. Pongo a disposición de los interesados, mayores detalles sobre ellos aquí.

En el informe se señala que estos expertos colaboran “a título honorífico, para que Petróleos Mexicanos mejore su desempeño en el ejercicio de su responsabilidad social y ambiental”. Su análisis es visiblemente crítico de Pemex. Sin embargo Pemex nos queda a deber la información sobre el modo en que se integró el GPC (-0.5)

Aunque el propio informe no es no es del todo claro al respecto, todo indica que el GPC hace un doble análisis:

  • Por una parte, revisa un reporte de una consultora externa (por cierto de prestigio, la empresa suiza SAM), en el tema de sustentabilidad, El doble control que resulta de ahí me parece adecuado (+0.5)
  • Por otra, plantea un cuestionario directo a Pemex y valora las respuestas al mismo.

Los cuatro puntos que en mi opinión, deben ser abordados por un análisis de la responsabilidad social son

  • ética empresarial,
  • relación con la comunidad interna,
  • relación con la comunidad externa y
  • relación con el medio ambiente.

Todos ellos son tocados (+0.5) en el informe, pero falta ver a que profundidad se hace, cosa que haremos después.

Respecto del cuestionario del GPC,

  • Pemex lo presenta completo, es decir,  las 25 preguntas y respuestas (son 16 páginas que abarcan de la p. 18 a la 33 del Informe) (+0.5)
  • Pemex presenta, además una tabla con la valoración que hace de ellas el GPC (+0.5) sin hacer comentarios adicionales (p.17), lo que me parece correcto: permite al lector juzgar por si mismo (+0.5).
  • Las preguntas fueron calificadas un rango del 2 al 8 sobre la escala del 10, con un promedio general de 6.16.

La primera pregunta diseñada por el GPC es crucial:

1. ¿Con qué sistemas cuenta Pemex para identificar el impacto de sus actividades en los diversos grupos de interés?

Recordemos que en la moderna concepción de empresa socialmente responsable, ésta tiene responsabilidad con una variedad de grupos de interés.

Pemex dice:

“Cada uno de los Organismos Subsidiarios* de Petróleos Mexicanos cuenta con sistemas diferentes para identificar el impacto de sus actividades en los diversos grupos de interés.” Esta respuesta descubre directamente la problemática de Pemex en el tema de responsabilidad social: no hay criterios unitarios, cada organismo hace lo que quiere. Desde mi punto de vista, este problema se da en Pemex en muchos otros ámbitos también.

Enseguida, la empresa presenta las respuestas generadas por cada organismo en lo individual.

Las respuestas completas se pueden ver en esta liga.

Salta a la vista que hay algún tipo de actividad de Pemex de contacto con los grupos de interés, muchas veces de tipo reactivo, algunas de tipo preventivo (sobre todo respecto de autoridades de gobierno), pero también se refleja la ya mencionada ausencia de una instancia en Pemex que conduzca en forma homogénea esta relación y el respectivo monitoreo. De ahí resulta una disparidad de criterios y actividades y poca claridad y transparencia  en  dicha relación.

PEP, la subsidiaria que extrae el crudo del subsuelo, menciona:

  • que cuenta con una línea de trabajo que busca afianzar relaciones de calidad con la comunidad y que da seguimiento a indicadores como el número de bloqueos, reclamaciones recibidas, obras de beneficio comunitario ejecutadas y otros;
  • que cuenta con un Sistema Integral de Afectaciones, Reclamaciones y Prevención;
  • que cuenta con diagnósticos del entorno social realizados periódicamente por parte de terceros;
  • que se hacen encuestas y autoevaluaciones y
  • que se hace un monitoreo (no sistematizado) de medios

Hay entonces una mención de la relación con las comunidades (se entiende que se refiere a aquellas en las que están enclavadas sus instalaciones), pero no hay contenidos relacionados con, o mención de, otros grupos, como son autoridades, consumidores, que en este caso serían otras empresas, proveedores, sindicatos, empleados y trabajadores, grupos ambientalistas, defensores de derechos humanos o promotores de transparencia. Como cosa favorable, PEP parece tener un enfoque frente a los conflictos tanto reactivo como preventivo.

PR, la empresa que produce combustibles, informa que tiene áreas gerenciales dedicadas a

  • llevar a cabo acciones de responsabilidad social
  •  trato directo con los diversos grupos de interés que sean necesarios en virtud de construcción de infraestructura,
  • mantenimiento a las instalaciones,
  • atención de reclamaciones o por bloqueos ocasionados por problemas socio-políticos o ambientales.

Menciona actividades relacionas con las tomas clandestinas, un problema sin duda creciente,  sin que quede claro de que tipo (quizá sea la atención a comunidades afectadas por explosiones generadas por estos actos delictivos). Asimismo, menciona comunidades, problemas ambientales, pero no hay nada específico relativo a consumidores (en este caso finales), de proveedores, de sindicatos, empleados y trabajadores, defensores de derechos humanos o promotores de transparencia. El enfoque de PR parece ser predominantemente reactivo.

Lo destacable en este caso es la mención de atención a problemas socio-políticos, que pudiera estarse refiriendo por ejemplo a la atención a reclamos económicos de la comunidad en que se encuentran enclavadas las instalaciones. Sin embargo no sabemos, por la cortedad de la información, a que se refiere en concreto. Es cierto que Pemex está en una situación mediática especial a nivel nacional: la toma o bloqueo de instalaciones podría deberse no solo por problemas locales (causados por la propia petrolera), sino como una forma de llamarla atención de problemas de escala regionales o nacional Sin embargo, no he leído recientemente acerca de ningún caso de toma de instalaciones, por lo que me pregunto si la mención de tomas en este informe si no será un caso de “petate del muerto”. En todo caso, (-0.5) a quienes prepararon este informe por no ser más específicos en un tema delicado como este.

La respuesta relativa a los mecanismos de PGPB, la encargada de producir gas y algunos petroquímicos, es muy breve.

  • Revela un enfoque tanto preventivo como reactivo.
  • La actividad está  a cargo únicamente de una Unidad (de nivel administrativo menor a una Gerencia).
  • Se destaca la gestión política directa con autoridades de gobierno cuando se va a hacer obra en determinada región.
  • Habla también de remediación de daño ecológico (aqui una nota de 2009) y a propiedad privada.
  • Este organismo tampoco reporta nada específico respecto de consumidores, proveedores, sindicatos, empleados y trabajadores, defensores de derechos humanos o promotores de transparencia.

Por su parte, Pemex-Petroquímica (PPQ), desde un nivel  gerencial “toma en cuenta las necesidades específicas de los grupos de interés” (sin informar si sus acciones son de tipo preventivo o reactivo) “y trabaja en coordinación con las autoridades de los tres órdenes de gobierno”. PPQ informa acerca de proyectos de protección ecológica específicos en los que participa, como son el de la cuenca baja del río Coatzacoalcos, el Parque Ecológico Jaguaroundi, inaugurado formalmente en 2010  y el de la Cuenca del Río Coatzacoalcos, a cargo de la CONAGUA, en el que funge como vocal. Las demás subdidiarias no informan de este tipo de participaciones. Por la importancia del Jaguaroundi, van otros +0.5.

Finalmente, se menciona que hay un área del Corporativo de Petróleos Mexicanos encargada de impulsar políticas, modelos y estrategias que fomenten el desarrollo social y comunitario en los lugares en los que Pemex opera, la Gerencia de Desarrollo Social. Se señala que la Gerencia busca “hacer posible la conformación de entornos armónicos con las comunidades para mantener la eficiencia de la empresa”, pero ya que la misma no coordina los esfuerzos de los organismos subsidiarios.  no se ve como se pueda lograr eso a cabalidad (-.25). También menciona que, durante el primer semestre de 2010 estableció, a nivel piloto, un observatorio ciudadano en el municipio de Papantla, Veracruz, encaminado a promover la seguridad humana de su población y fomentar la convivencia social entre las localidades y la empresa. La experiencia de este observatorio ciudadano está considerada replicarse en otras entidades con presencia petrolera como Campeche, Chiapas y Tabasco.” Esto último es positivo. Sin embargo una fuente comenta que no está claro que este observatorio sea independiente de Pemex y tampoco que siga operando. El sitio del mismo no hace explícita sus funciones ni que se trate en particular de las relaciones entre la comunidad y Pemex. Por esta razón, solo +0.25

Como ya se mencionó, no hay una estrategia integral de relación con los grupos de interés. Cada organismo reporta lo que entiende por responsabilidad social. Da la impresión de que el foco de la responsabilidad social de los organismos está casi por completo en autoridades de gobierno, comunidades y medio ambiente. Otros temas como proveedores, clientes, empleados y transparencia hasta aquí, no han sido tratados, aunque figuran en la siguiente sección del cuestionario,

El GPC da una calificación de 6.16, sobre 10, a esta respuesta. Con ello parece indicar que “algo se está haciendo”, pero que no es suficiente. Espero entrar en más detalle sobre esto en una siguiente entrega del blog.

No parece que Pemex considere a la responsabilidad social como meritoria de tratarse desde un nivel de subdirección corporativa, por ejemplo. Asimismo, la frase “hacer posible la conformación de entornos armónicos con las comunidades para mantener la eficiencia de la empresa” parece especialmente desafortunada, ya que el objetivo central de la responsabilidad social no es “mantener la eficiencia” de una empresa, sino que haya un verdadero equilibrio entre lo que da y lo que recibe de la sociedad y el medio ambiente (-1.0).

Total del blog +1.5, para Pemex, que resultaron de una apreciación inicial de un ejercicio de transparencia, al menos desde el punto de vista formal, frente a un grupo de expertos, al que la empresa se somete en forma voluntaria. Cuando salga el Informe de 2012 podremos apreciar si Pemex en efecto reacciona a la baja calificación obtenida y se supera la misma. Esperemos asimismo que el GPC mantenga en los siguientes años la constancia de un análisis crítico.

De los blogs anteriores llevábamos cero puntos, así queel acumulado de 1.5. Con todo y todo, llevamos un balance positivo hasta el momento. Pero nos podríamos llevar algunas sorpresas más adelante, en especial en lo tocante al tema laboral (de lo cual mi post sobre condiciones laborales en Buques es un pequeño adelanto) y de derechos humanos (mal trato a ingenieros de campo, sobre todo en refinerías). Desgraciadamente, de última hora se me informa que  el GPC no toca asuntos laborales. Desde luego esto es negativo, pues discrimina a uno de los grupos de interés ás importantes (-0.5). Nos quedamos con un +1.00 final…

* Los organismos subsidiarios de Pemex son ‘Pemex Exploración y Producción’ (PEP), ‘Pemex Pefinación’ (PR), ‘Pemex Gas y Petroquímica Básica’ (PGPB) y ‘Pemex Petroquímica’ (PPQ)).

Situación del llamado personal de confianza de Pemex en buques

La revisión del Informe de Responsabilidad de Pemex que ofrecí a  mis lectores anda detenida por otras obligaciones que tengo, pero mientras tanto les comparto información que obtuve acerca de algunas prestaciones de trabajadores a bordo de los buques de Pemex, comparando el trato con los afiliados al STPRM y los llamados de confianza. En esta ocasión no daré fuentes.

En Buques Rentados, que son operados por empleados de PEMEX:

Los empleados afiliados al STPRM tienen los siguientes derechos: Por cada cuatro meses de trabajo descansan dos meses. Después de la jornada de 8 horas, todo el tiempo restante se los pagan como tiempo extra. Los empleados llamados de confianza no tiene esta prestación, por lo que los afiliados al STPRM ganan lo doble o triple que uno de “confianza”. Incluso un capitán puede ganar menos que empleados afiliados al STPRM.

Respecto de los llamados empleados de confianza, la mayoría son transitorios, es muy difícil para ellos conseguir la planta; muchos tienen antigüedad superior a 20 años y continúan en esa situación, debido a que son desfavorecidos frente a los que cuentan con la recomendación de los ejecutivos de la Gerencia de Operaciòn Marítima y Portuaria o inclusive de funcionarios de màs alto rango.

Para que tomen sus vacaciones  deben esperar hasta que esté disponible la persona que los sustituya, con el riesgo de que cuando regresen de las mismas ya no le den un nuevo contrato pronto.

En los Buques propiedad de PEMEX:

A diferencia del caso anterior, los afiliados al STPRM no tienen la prestación del descanso de dos meses por cada cuatro de trabajo. Tampoco los de confianza, desde luego. Ambos grupos solo tienen derecho a tomar cada seis meses la mitad de sus vacaciones.

Los afiliados al STPRM también tienen la prestación del tiempo extra después de su jornada de 8 horas. Los llamados de confianza no tienen esta prestación, por lo que los afiliados al STPRM también en este caso están en ventaja,  ya que ganan lo doble o triple que aquellos e incluso un capitán puede ganar menos que los del STPRM.

Respecto de los empleados llamados de confianza, en los buques propios hay empleados de planta y transitorios. Para los transitorios igualmente es muy difícil conseguir la planta; como en el caso anterior, muchos tienen antigüedad mayor a 20 años y continúan en esa situación.  Para que tomen sus vacaciones  deben esperar hasta que esté disponible la persona que los sustituya, con el riesgo de que cuando regresen de sus vacaciones ya no le dan un nuevo contrato pronto.

¿Porque hay una distinción entre lo que aplica en buques rentados y propiedad de Pemex, para los afiliados al STPRM? Posiblemente se deba a que cuando la empresa comenzó a rentar buques en vez de usar pura flota propia, el STPRM exigió a cambio mejores prestaciones. Si alguien tiene información adicional sobre esto, se agradecerá.

Otras características de la situación laboral en los buques:

En general los empleados llamados de confianza, tanto transitorios como de planta están muy desprotegidos. La empresa favorece al personal que ellos recomiendan, sin tomar en cuenta ni la antigüedad ni el desempeño que tengan; pero los más desprotegidos son los transitorios ya que no existe un escalafón; hay mucha corrupción y lucran con ellos.

Los de confianza, ya sea transitorios o de planta, están sujetos a libre disponibilidad, al arbitrio de la empresa.

Los afiliados al STPRM pueden conseguir fichas para que sus familiares ingresen a laborar, pueden heredar su  planta a sus familiares. Esto no aplica para los llamados de confianza.

Los empleados llamados de confianza que laboran en los buquestanque son regulados por las reglamentaciones emitidas por la Organizaciòn Marìtima Internacional (OMI) a la cual pertenece Mèxico.

El llamado personal de confianza es el que tiene la responsabilidad de la operación del buquetanque, los afiliados al STPRM, igual que en otras áreas, tienen mínima responsabilidad en todas las funciones.

La discriminación del llamado personal de confianza frente a los afiliados al STPRM y frente a los amigos de la alta dirección de Pemex constituye una violación a Derechos Humanos. Esta información refleja que Pemex no actúa responsablemente con una de sus partes interesadas, el denominado personal de confianza. Si añadimos el componente de que hay protegidos por la alta dirección, no solo es irresponsable, sino que contribuye a la situación aquí descrita.

La razón por la que uso el término “llamados de confianza” en este texto es porque de acuerdo al artículo 9 de la Ley Federal de Trabajo, los de confianza son los que tienen funciones de dirección, inspección, vigilancia y fiscalización, pero no todos los llamados de confianza tienen esas responsabilidades. La empresa usa erroneamente el término, para poder despedir a este personal, que en realidad constituye mando medio, cuando quiera, dejando una ilegal y deshumanizada estela de daño patrimonial y humano a los que no se deciden a llevar su caso a tribunales o tienen que resistir los años que duran los juicios laborales.

Esta es la esta situación no es solo en buques, sino en todo Pemex y muchas otras empresas.

La empresa tiene la posibilidad de asumir una verdadera responsabilidad social en el ámbito laboral y cambiar esto, solo es cosa de que se decida. Mientras tanto, es importante que se sepa que su ostentación como “Empresa Socialmente Responsable”, es engañosa.

Algunos conceptos sobre empresas socialmente responsables. El caso de Alstom

Mientras avanzo con lo de Pemex, los invito a ver esta presentación con conceptos sobre las empresas socialmente responsables, aplicados al caso de otra empresa de talla mundial, la multinacional francesa Alstom, conocida por nosotros por haber construido carros de metro para la Ciudad de México en los ochentas, y cuyo negocio radica, además de los medios de transporte ferroviarios, en la generación de energía electrica.

Nube de etiquetas