Entradas etiquetadas como ‘transparencia’

El verdadero destino de Pemex

Hola, al 19 de agosto de 2014, esta nota ciertamente ha envejecido. Pemex si esta siendo achicado, renuncia a 17% de las reservas probadas y probables y solo le dejan 21% de las reservas prospectivas (tenía el 100%).

Punto 2.- Lo de la comercializadoa sigue siendo un misterio, se mencionó en documentos oficiales pero no quedó fomalizado en leyes secundaias

Punto 3.- Ya sabemos con más detalle que la CNH, que pertenece a SENER con autonomía de gestión, será quien administre los contactos

Puntso 4 y 5.- Fue una deducción errónea de un servidor. No sabíamos que Pemex iba a continuar por ahora con el esquema de asignaciones (que nos son contratos, sino instrucciones de trabajo). Las empresas entrarán directamente a operar los contratos.

Punto 7.- Después supimos que afortunadamente, a diferencia del caso de la minería, no parece que se vaya a autorizar tener lotes inactivos con fines especulativos.

Punto 8.- No podemos descartar que esto ocurra: SENER y CNH no tienen a la fecha el personal para las enormes tareas qe deben asumir.

Punto 9.- Para valorar este punto habrá que estar atentos a los desarrollos en los próximos dos años.

Punto 10.- Por ahora, solo le quitan a Pemex un porcentaje de alrededor de 10% de aguas sometas

Punto 11.- Si siguen los gobiernos de derecha, sí es posible la desaparición de Pemex, no solo de la parte industrial sino la parte extractiva, pero en todo caso ya no sería a 15 años. Tal vez a 20 o 25 años. En todo caso, el nuevo marco legal lo hace teoricamente posible.

Los otros 3 puntos creo que aún se sostienen.

 

Este es el texto original de esta nota:

Privatizan la industria petrolera y achican desde ya a Pemex, cambiando sus funciones. Pemex deja de ser Pemex.

Nota: el 27 de septiembre de 2013 se hicieron ajustes a esta nota: se quitó el punto 5, se ajusta el tema de lotificaciones y se hace una precisión en el tema de jubilaciones.

Con la publicación del proyecto de Paquete Económico 2014,  y su análisis, las conclusiones tentativas de lo pudiera ser el destino de Pemex son devastadoras.

1. Pemex se convierte en una empresa operadora más, productora de crudo unicamente.
 
2. La comercialización de los productos queda en manos de una comercializadora de índole no definido (podría ser privada). Un súper-PMI (abarca todo, no solo exportaciones). De su eventual transparencia, no sabemos nada.
 
3. La SENER será directamente la administradora de los contratos de producción de crudo. Pemex será una contratista más.
 
4. Las cosas apuntan a que Pemex se convierte de esa manera en una empresa piloto en cuanto a su esquema operativo y fiscal (cuota por lote, regalías, utilidad compartida, ISR).
 
5. Las transnacionales dedicadas a la extracción de crudo, entrarán a funcionar posteriormente bajo el esquema que con Pemex como conejillo de indias, se estará poniendo a prueba.
 
6. Este esquema podrá empezar a operar tan pronto se firmen los primeros contratos con las transnacionales.
 
7. Al mismo tiempo,se sigue adelante con la  lotificación y se pone la mesa para el esquema de concesiones en una siguiente reforma constitucional. No está de más decir que en la minería mexicana, actualmente el esquema de lotes ha servido para la especulación privada con la riqueza del subsuelo, pues las mineras tienen derecho a mantener 10 años ocioso un lote y ceder los derechos de concesión si el precio del mineral comienza a subir.

8. Como un detalle, se infiere que pudieran a ceder a la SENER parte de la Torre Ejecutiva de Marina Nacional, dado que a SENER le va a faltar espacio para asumir sus nuevas funciones y a Pemex, sobrar. Seguramente parte del personal administrativo de Pemex se irá a SENER

9. La desaparición del resto de Pemex, lo que es industrial, probablemente sea al ritmo de la chatarrización y la precarización de las jubilaciones: eso explica la reiteración en el tema de pensiones y las presiones para su reducción drástica: como su intención es desaparecer esa fuente de riqueza están realmente preocupados en como pagarlas.

10. En cuanto a Pemex Exploración y Producción, la parte hoy día billonaria de Pemex, se estima que sí hay reservas importantes en aguas someras, que probablemente el gobierno este haciendo alarmismo  y que justamente esas aguas someras, las más rentables, se le van a quitar a Pemex con el paso del tiempo. La corrupción en la firma de los contratos de utilidad harán el resto para garantizar que con concesiones o sin ellas, la renta petrolera se transfiera en su mayoría a las transnacionales. Según diversos expertos, es en aguas someras y no en gas de lutitas o aguas profundas, donde sigue estando el negocio petrolero.

11. A ese paso, la desaparición de Pemex sería perfectamente factible en el mediano-largo plazo (quizá 15 años), si el balance fiscal se lo permite a los émulos de Santa Anna.

12. Para lograr tal balance, probablemente siga adelante la reducción del estado social mexicano, tal como señala John Ackerman

Tales son las conclusiones preliminares de la UNTyPP de lo que pasará si se aprueban los cambios al 27 y 28 constitucional y el Paquete Económico 2014.

Reporte Indigo hace señalamientos coincidentes que invitamos a leer.

Vale la pena recordar que este tipo de gradualismo es el que se aplicó con la industria eléctrica, con el resultado de un fluido eléctrico cada vez más caro y plantas de energía públicas paradas en diferentes momentos en beneficio de la actividad privada.

Anuncios

Acerca de los efectos del Outsourcing en Pemex

Nota del 19 de septiembre de 2013: este artículo fue escrito en noviembre de 2012, antes de que se supiera la intención de pasar la administración de contratos a SENER, pero los riesgos y vicios del outsourcing descritos me parece que no pierden vigencia.

Acerca de los efectos del Outsourcing en Pemex

Contenido

1.- Un camino a la privatización y los grandes negocios

2.- Las condiciones laborales de los trabajadores de “compañía”.

————————————–

1.- Un camino a la privatización y los grandes negocios

  • Enrique Peña Nieto reiteradamente ha manifestado su intención de seguir privatizando la industria petrolera mexicana.
  • Aspira a hacerlo tanto por la vía de la bursatilización de Pemex, como por la participación de empresas privadas en la producción independiente de hidrocarburos.

Debido al enorme peso económico y fiscal de la empresa, este objetivo se ha perseguido desde Miguel de la Madrid por etapas y en esto el outsourcing ha sido de enorme ayuda en los planes de los gobiernos del PRI y del PAN.

  • El outsourcing en Pemex no se hace con despidos puntuales de ingenieros para ser luego sustituidos por otros contratados a través de Manpower o empresas fantasma, como sucede en otras industrias
  • Se trata de estrategias mucho más en grande, operadas a lo largo de décadas
  • Involucran contratos masivos con empresas como Schlumberger, Weatherford o la Halliburton de Dick Cheney, o consorcios en los que participan alguna de estas empresas junto con operadores nacionales u otros países
  • Se les se van cediendo poco a poco ramas enteras de la actividad, especialmente “nuevas áreas de oportunidad”.
  • Un caso notorio en este sentido fue la distribución del gas natural para consumidores pequeños.
  • Ceder actividades existentes, como la petroquímica, ha sido más difícil para el neoliberalismo
  • En esos casos, Pemex, antes que liquidar masivamente al personal,  cautelosamente reubica o jubila tempranamente a los empleados
  • Los casos en que ha liquidado personal han tenido que ver sobre todo con la represión de la organización sindical del mismo
  • En todo caso, las liquidaciones de personal se le han complicado a Pemex, como muestran los miles de demandas laborales abiertas
  •  Sin duda que la propuesta de reforma laboral de Calderón le vino bien a Pemex en su tarea de privatizarse, al debilitar la lucha de los liquidados por regresar a la empresa, disminuir los pasivos laborales, etc.

Con respecto de actividades ya existentes,

  • las diferentes reorganizaciones administrativas de Pemex, empezando por la de 1992, en que se dividió la operación en cuatro organismos, han estado orientadas a dividir el funcionamiento empresarial en procesos susceptibles de ser privatizados o en su caso, entregados al contratismo
  • Lo primero ocurrió en el caso de la distribución de gas natural y se intentó hasta hace poco sin “éxito” en el caso de la petroquímica.
  • Pemex ha trabajado con contratistas desde hace décadas, pero la estrategia reciente ha sido la de un Pemex dedicado en forma casi exclusiva a administrar contratos, en el que nada se lleve por administración directa.
  • Desde inicio de los noventa, actividades como la transportación marítima y aérea fueron entregadas a proveedores
  •  También actividades centrales de la empresa como la perforación  se subcontratan desde esa década. Desde entonces y en forma creciente, en muchas actividades centrales para Pemex, a los ingenieros se les asigna tareas administrativas y de supervisión.
  • En términos de formación de recursos humanos, el resultado previsible es el que le espera a toda empresa que abuse del outsourcing:
    • cuando los cuadros administrativos actuales de las áreas operativas  terminen de jubilarse, no habrá quien sepa operar la empresa.
    • Entre financieros, informáticos y consultores no podrán hacer la tarea y ”no habrá más remedio” que privatizar el resto de la empresa.

También son bien conocidos los casos de las reconfiguraciones de refinerías llevadas a cabo a inicios de siglo, por parte de un consorcio con importante participación coreana. En uno de esos casos se dio la importación de mano de obra de ese país, que desplazó a la mano de obra mexicana mientras duró la obra.

Otro caso de desplazamiento de capacidades mexicanas se da con la llegada de ingenieros venezolanos a México, separados por el gobierno de Chávez de la operación de PDVSA, para ser contratados por la consabida Schlumberger.

  • Desde 2003, la explotación de crudo, negocio “core” de Pemex, también se ha subcontratado, con el caso de los Contratos de Servicios Múltiples aplicados a la región de Burgos,
  • También es el caso de la extracción de crudo de zona de Chicontepec, que desde 2010 ha probado ser poco menos que un fracaso.
  •  En este caso los grandes beneficiarios son precisamente las empresas mencionadas, que no son más eficaces que Pemex (pero pronto lo serán, pues deliberadamente se atrofia la capacidad de ejecución de los ingenieros mexicanos)
  • El outsourcing en Pemex ha significado:
  •             preparar a la empresa para su privatización,
  •             enormes negocios, con frecuencia totalmente injustificados, para empresarios y altos funcionarios de Pemex,
  •              la humillación para los mandos medios que ven como el trabajo de una vida se desmorona en lo cualitativo, aunque no sean despedidos y
  •             el tema que veremos en seguida: condiciones de inseguridad laboral para la clase trabajadora involucrada en las actividades petroleras.

2.- Las condiciones laborales de los trabajadores de “compañía”.

1.- Plataforma Usumacinta

  • No se olvida el caso de la tragedia de la plataforma petrolera Usumacinta, propiedad de la empresa Perforadora Central, SA de CV, en la Sonda de Campeche, en octubre de 2007
    • Fueron 24 fallecidos (incluyendo 2 rescatistas),
    • 61 lesionados,
    • viudas y huérfanos, en “vía crucis” para poder cobrar las indemnizaciones,
    • sobrevivientes despedidos sin indemnización por haber quedado inaptos para trabajar con dicha empresa.
    • PEMEX tuvo responsabilidad, pues sabía de lo inadecuado de la plataforma para alta mar y no avisó de la tempestad ni demandó parar las labores para evitar la tragedia.
    •  El propio Senador Beltrones ligó responsabilidad a Oceanografía SA de CV, empresa encargada del transporte del personal que según diversas fuentes tuvo nexos con los hermanos Bribiesca Sahagún
    •  Este caso es ejemplar de la perversión de outsourcing, pues la empresa beneficiaria no hizo su tarea de asegurar condiciones de seguridad a los empleados del contratista: se negó a actuar como patrón responsable, incluso ante la STPS

2.- Flotel Júpiter 1

  • Pese al accidente de la Usumacinta, las condiciones en plataformas subcontratadas no mejoraron.
  • El día 12 de abril de 2011  por  la mañana, el flotel  Júpiter 1, que llevaba en alta mar más de 30 años, comenzó a inclinarse sobre una de sus patas con 713 personas a bordo, por cierto demasiadas para la capacidad de la instalación.
  • Se hundió básicamente por la falta de mantenimiento de su dueño Cotemar, solapada por los directivos de Petróleos Mexicanos (Pemex)
  • El personal rescatado fue desplazado a la acodada vecina Abkatún-A, plataforma de Pemex y luego fue movido a la Safe Britannia, otra plataforma operada por Cotemar bajo arrendamiento de Pemex.
  • Allí comenzaron las discriminaciones: los directivos y personal de Pemex fueron regresados a tierra a bordo de helicópteros, concentrados en hoteles para revisión médica y sicológica y enviados a sus casas bajo sueldo íntegro.
  • Los empleados “de compañía”, en cambio, permanecieron hasta las seis de la tarde en que arribaron las lanchas que los regresaron a la isla.
  • Ni auscultación clínica ni revisión sicológica, sus jefes los enviaron a sus casas con 500 pesos a cuenta del salario. Posteriormente,  y como en el caso anterior, el patrón despide a parte de las víctimas para no pagarles los días que no laboraron.

3.- Explosión de gas en Reynosa

  • Para acabar, hace  dos meses, el 18 de septiembre de 2012,  29  trabajadores murieron en una explosión y un posterior incendio registrados en un Centro Receptor de Gas y Condensados de Pemex Exploración y Producción cerca de Reynosa, Tamaulipas
  • Hay versiones de que fueron más. Al menos 46 trabajadores resultaron con lesiones y quemaduras leves
  • Cuatro de los fallecidos eran trabajadores de Pemex y los otros 25, de compañías contratistas, Lansa, Galcor del Norte, Inorcosa, Merco y Apolo
  • Hay reportes de que en las instalaciones donde ocurrió el desastre debería haber por lo menos seis bomberos, y solamente hubo dos.
  • Felipe Calderón dijo el 19 de octubre  “Tengan la seguridad de que el gobierno federal apoyará con todo a los deudos de los fallecidos, a los trabajadores lesionados, especialmente a los trabajadores de Petróleos Mexicanos”.
  •  Como patrón, debió haber señalado que el apoyo a todos los trabajadores, fueran de la paraestatal o no, eran igualmente importantes.
  • Dos días después, el senado Romero Deschamps lleva el error más lejos, ¡siendo que se trata ni más  ni menos que del líder sindical!, al intentar minimizar el accidente.

En síntesis, el outsourcing en Pemex, que pudiera entenderse como una necesidad logística, dentro de una justa medida, por la dimensión de Pemex, ha servido para allanar el camino a la privatización, hacer grandes negocios, perder masivamente capital humano y quitar de responsabilidad social al patrón, que es el estado mexicano. Y ahora, estimado lector, espero tengas a bien divulgar esta información.

Fuentes: http://www.termometroenlinea.com.mx/vernoticiashistorial.php?artid=4805&relacion=termometroenlinea

http://defensadepemex.blogspot.mx/2007_10_01_archive.html

http://apmex.mx/pemex-claro-ejemplodel-outsourcing/

http://issuu.com/mileniodiario/docs/041111

http://artigoo.com/trabajar-en-un-plataforma-petrolera

http://www.jornada.unam.mx/2012/09/20/economia/025n1eco

http://www.cronica.com.mx/especial.php?id_tema=1656&id_nota=691519

http://sipse.com/noticias/175813-minimiza-romero-deschamps-explosion-pemex-reynosa.html

http://guerrerossme.blogspot.mx/2011/05/hundimiento-de-plataforma-por_19.html

El Grupo de Participación Ciudadana y otros puntos que parecen positivos para Pemex

Este es el tercero de una serie de blogs dedicados al Informe de Responsabilidad Social de Pemex (en su versión 2010, en tanto se publica el de 2011). En estos blogs discuto y doy puntos positivos o negativos al contenido de este documento,  con el fin de determinar al final si veo un balance positivo o negativo en términos de responsabilidad social. En este número me concentraré en la labor de análisis por parte del así llamado Grupo de Participación Ciudadana (GPC) (p.15 del citado informe) al que Pemex se somete en forma voluntaria desde 2008, lo que parece una actividad bien encaminada (+1).

Los integrantes del GPC tienen un curriculum importante. Son miembros mexicanos de las grandes ligas en materia ambiental, incluso a nivel mundial. Pongo a disposición de los interesados, mayores detalles sobre ellos aquí.

En el informe se señala que estos expertos colaboran “a título honorífico, para que Petróleos Mexicanos mejore su desempeño en el ejercicio de su responsabilidad social y ambiental”. Su análisis es visiblemente crítico de Pemex. Sin embargo Pemex nos queda a deber la información sobre el modo en que se integró el GPC (-0.5)

Aunque el propio informe no es no es del todo claro al respecto, todo indica que el GPC hace un doble análisis:

  • Por una parte, revisa un reporte de una consultora externa (por cierto de prestigio, la empresa suiza SAM), en el tema de sustentabilidad, El doble control que resulta de ahí me parece adecuado (+0.5)
  • Por otra, plantea un cuestionario directo a Pemex y valora las respuestas al mismo.

Los cuatro puntos que en mi opinión, deben ser abordados por un análisis de la responsabilidad social son

  • ética empresarial,
  • relación con la comunidad interna,
  • relación con la comunidad externa y
  • relación con el medio ambiente.

Todos ellos son tocados (+0.5) en el informe, pero falta ver a que profundidad se hace, cosa que haremos después.

Respecto del cuestionario del GPC,

  • Pemex lo presenta completo, es decir,  las 25 preguntas y respuestas (son 16 páginas que abarcan de la p. 18 a la 33 del Informe) (+0.5)
  • Pemex presenta, además una tabla con la valoración que hace de ellas el GPC (+0.5) sin hacer comentarios adicionales (p.17), lo que me parece correcto: permite al lector juzgar por si mismo (+0.5).
  • Las preguntas fueron calificadas un rango del 2 al 8 sobre la escala del 10, con un promedio general de 6.16.

La primera pregunta diseñada por el GPC es crucial:

1. ¿Con qué sistemas cuenta Pemex para identificar el impacto de sus actividades en los diversos grupos de interés?

Recordemos que en la moderna concepción de empresa socialmente responsable, ésta tiene responsabilidad con una variedad de grupos de interés.

Pemex dice:

“Cada uno de los Organismos Subsidiarios* de Petróleos Mexicanos cuenta con sistemas diferentes para identificar el impacto de sus actividades en los diversos grupos de interés.” Esta respuesta descubre directamente la problemática de Pemex en el tema de responsabilidad social: no hay criterios unitarios, cada organismo hace lo que quiere. Desde mi punto de vista, este problema se da en Pemex en muchos otros ámbitos también.

Enseguida, la empresa presenta las respuestas generadas por cada organismo en lo individual.

Las respuestas completas se pueden ver en esta liga.

Salta a la vista que hay algún tipo de actividad de Pemex de contacto con los grupos de interés, muchas veces de tipo reactivo, algunas de tipo preventivo (sobre todo respecto de autoridades de gobierno), pero también se refleja la ya mencionada ausencia de una instancia en Pemex que conduzca en forma homogénea esta relación y el respectivo monitoreo. De ahí resulta una disparidad de criterios y actividades y poca claridad y transparencia  en  dicha relación.

PEP, la subsidiaria que extrae el crudo del subsuelo, menciona:

  • que cuenta con una línea de trabajo que busca afianzar relaciones de calidad con la comunidad y que da seguimiento a indicadores como el número de bloqueos, reclamaciones recibidas, obras de beneficio comunitario ejecutadas y otros;
  • que cuenta con un Sistema Integral de Afectaciones, Reclamaciones y Prevención;
  • que cuenta con diagnósticos del entorno social realizados periódicamente por parte de terceros;
  • que se hacen encuestas y autoevaluaciones y
  • que se hace un monitoreo (no sistematizado) de medios

Hay entonces una mención de la relación con las comunidades (se entiende que se refiere a aquellas en las que están enclavadas sus instalaciones), pero no hay contenidos relacionados con, o mención de, otros grupos, como son autoridades, consumidores, que en este caso serían otras empresas, proveedores, sindicatos, empleados y trabajadores, grupos ambientalistas, defensores de derechos humanos o promotores de transparencia. Como cosa favorable, PEP parece tener un enfoque frente a los conflictos tanto reactivo como preventivo.

PR, la empresa que produce combustibles, informa que tiene áreas gerenciales dedicadas a

  • llevar a cabo acciones de responsabilidad social
  •  trato directo con los diversos grupos de interés que sean necesarios en virtud de construcción de infraestructura,
  • mantenimiento a las instalaciones,
  • atención de reclamaciones o por bloqueos ocasionados por problemas socio-políticos o ambientales.

Menciona actividades relacionas con las tomas clandestinas, un problema sin duda creciente,  sin que quede claro de que tipo (quizá sea la atención a comunidades afectadas por explosiones generadas por estos actos delictivos). Asimismo, menciona comunidades, problemas ambientales, pero no hay nada específico relativo a consumidores (en este caso finales), de proveedores, de sindicatos, empleados y trabajadores, defensores de derechos humanos o promotores de transparencia. El enfoque de PR parece ser predominantemente reactivo.

Lo destacable en este caso es la mención de atención a problemas socio-políticos, que pudiera estarse refiriendo por ejemplo a la atención a reclamos económicos de la comunidad en que se encuentran enclavadas las instalaciones. Sin embargo no sabemos, por la cortedad de la información, a que se refiere en concreto. Es cierto que Pemex está en una situación mediática especial a nivel nacional: la toma o bloqueo de instalaciones podría deberse no solo por problemas locales (causados por la propia petrolera), sino como una forma de llamarla atención de problemas de escala regionales o nacional Sin embargo, no he leído recientemente acerca de ningún caso de toma de instalaciones, por lo que me pregunto si la mención de tomas en este informe si no será un caso de “petate del muerto”. En todo caso, (-0.5) a quienes prepararon este informe por no ser más específicos en un tema delicado como este.

La respuesta relativa a los mecanismos de PGPB, la encargada de producir gas y algunos petroquímicos, es muy breve.

  • Revela un enfoque tanto preventivo como reactivo.
  • La actividad está  a cargo únicamente de una Unidad (de nivel administrativo menor a una Gerencia).
  • Se destaca la gestión política directa con autoridades de gobierno cuando se va a hacer obra en determinada región.
  • Habla también de remediación de daño ecológico (aqui una nota de 2009) y a propiedad privada.
  • Este organismo tampoco reporta nada específico respecto de consumidores, proveedores, sindicatos, empleados y trabajadores, defensores de derechos humanos o promotores de transparencia.

Por su parte, Pemex-Petroquímica (PPQ), desde un nivel  gerencial “toma en cuenta las necesidades específicas de los grupos de interés” (sin informar si sus acciones son de tipo preventivo o reactivo) “y trabaja en coordinación con las autoridades de los tres órdenes de gobierno”. PPQ informa acerca de proyectos de protección ecológica específicos en los que participa, como son el de la cuenca baja del río Coatzacoalcos, el Parque Ecológico Jaguaroundi, inaugurado formalmente en 2010  y el de la Cuenca del Río Coatzacoalcos, a cargo de la CONAGUA, en el que funge como vocal. Las demás subdidiarias no informan de este tipo de participaciones. Por la importancia del Jaguaroundi, van otros +0.5.

Finalmente, se menciona que hay un área del Corporativo de Petróleos Mexicanos encargada de impulsar políticas, modelos y estrategias que fomenten el desarrollo social y comunitario en los lugares en los que Pemex opera, la Gerencia de Desarrollo Social. Se señala que la Gerencia busca “hacer posible la conformación de entornos armónicos con las comunidades para mantener la eficiencia de la empresa”, pero ya que la misma no coordina los esfuerzos de los organismos subsidiarios.  no se ve como se pueda lograr eso a cabalidad (-.25). También menciona que, durante el primer semestre de 2010 estableció, a nivel piloto, un observatorio ciudadano en el municipio de Papantla, Veracruz, encaminado a promover la seguridad humana de su población y fomentar la convivencia social entre las localidades y la empresa. La experiencia de este observatorio ciudadano está considerada replicarse en otras entidades con presencia petrolera como Campeche, Chiapas y Tabasco.” Esto último es positivo. Sin embargo una fuente comenta que no está claro que este observatorio sea independiente de Pemex y tampoco que siga operando. El sitio del mismo no hace explícita sus funciones ni que se trate en particular de las relaciones entre la comunidad y Pemex. Por esta razón, solo +0.25

Como ya se mencionó, no hay una estrategia integral de relación con los grupos de interés. Cada organismo reporta lo que entiende por responsabilidad social. Da la impresión de que el foco de la responsabilidad social de los organismos está casi por completo en autoridades de gobierno, comunidades y medio ambiente. Otros temas como proveedores, clientes, empleados y transparencia hasta aquí, no han sido tratados, aunque figuran en la siguiente sección del cuestionario,

El GPC da una calificación de 6.16, sobre 10, a esta respuesta. Con ello parece indicar que “algo se está haciendo”, pero que no es suficiente. Espero entrar en más detalle sobre esto en una siguiente entrega del blog.

No parece que Pemex considere a la responsabilidad social como meritoria de tratarse desde un nivel de subdirección corporativa, por ejemplo. Asimismo, la frase “hacer posible la conformación de entornos armónicos con las comunidades para mantener la eficiencia de la empresa” parece especialmente desafortunada, ya que el objetivo central de la responsabilidad social no es “mantener la eficiencia” de una empresa, sino que haya un verdadero equilibrio entre lo que da y lo que recibe de la sociedad y el medio ambiente (-1.0).

Total del blog +1.5, para Pemex, que resultaron de una apreciación inicial de un ejercicio de transparencia, al menos desde el punto de vista formal, frente a un grupo de expertos, al que la empresa se somete en forma voluntaria. Cuando salga el Informe de 2012 podremos apreciar si Pemex en efecto reacciona a la baja calificación obtenida y se supera la misma. Esperemos asimismo que el GPC mantenga en los siguientes años la constancia de un análisis crítico.

De los blogs anteriores llevábamos cero puntos, así queel acumulado de 1.5. Con todo y todo, llevamos un balance positivo hasta el momento. Pero nos podríamos llevar algunas sorpresas más adelante, en especial en lo tocante al tema laboral (de lo cual mi post sobre condiciones laborales en Buques es un pequeño adelanto) y de derechos humanos (mal trato a ingenieros de campo, sobre todo en refinerías). Desgraciadamente, de última hora se me informa que  el GPC no toca asuntos laborales. Desde luego esto es negativo, pues discrimina a uno de los grupos de interés ás importantes (-0.5). Nos quedamos con un +1.00 final…

* Los organismos subsidiarios de Pemex son ‘Pemex Exploración y Producción’ (PEP), ‘Pemex Pefinación’ (PR), ‘Pemex Gas y Petroquímica Básica’ (PGPB) y ‘Pemex Petroquímica’ (PPQ)).

Situación del llamado personal de confianza de Pemex en buques

La revisión del Informe de Responsabilidad de Pemex que ofrecí a  mis lectores anda detenida por otras obligaciones que tengo, pero mientras tanto les comparto información que obtuve acerca de algunas prestaciones de trabajadores a bordo de los buques de Pemex, comparando el trato con los afiliados al STPRM y los llamados de confianza. En esta ocasión no daré fuentes.

En Buques Rentados, que son operados por empleados de PEMEX:

Los empleados afiliados al STPRM tienen los siguientes derechos: Por cada cuatro meses de trabajo descansan dos meses. Después de la jornada de 8 horas, todo el tiempo restante se los pagan como tiempo extra. Los empleados llamados de confianza no tiene esta prestación, por lo que los afiliados al STPRM ganan lo doble o triple que uno de “confianza”. Incluso un capitán puede ganar menos que empleados afiliados al STPRM.

Respecto de los llamados empleados de confianza, la mayoría son transitorios, es muy difícil para ellos conseguir la planta; muchos tienen antigüedad superior a 20 años y continúan en esa situación, debido a que son desfavorecidos frente a los que cuentan con la recomendación de los ejecutivos de la Gerencia de Operaciòn Marítima y Portuaria o inclusive de funcionarios de màs alto rango.

Para que tomen sus vacaciones  deben esperar hasta que esté disponible la persona que los sustituya, con el riesgo de que cuando regresen de las mismas ya no le den un nuevo contrato pronto.

En los Buques propiedad de PEMEX:

A diferencia del caso anterior, los afiliados al STPRM no tienen la prestación del descanso de dos meses por cada cuatro de trabajo. Tampoco los de confianza, desde luego. Ambos grupos solo tienen derecho a tomar cada seis meses la mitad de sus vacaciones.

Los afiliados al STPRM también tienen la prestación del tiempo extra después de su jornada de 8 horas. Los llamados de confianza no tienen esta prestación, por lo que los afiliados al STPRM también en este caso están en ventaja,  ya que ganan lo doble o triple que aquellos e incluso un capitán puede ganar menos que los del STPRM.

Respecto de los empleados llamados de confianza, en los buques propios hay empleados de planta y transitorios. Para los transitorios igualmente es muy difícil conseguir la planta; como en el caso anterior, muchos tienen antigüedad mayor a 20 años y continúan en esa situación.  Para que tomen sus vacaciones  deben esperar hasta que esté disponible la persona que los sustituya, con el riesgo de que cuando regresen de sus vacaciones ya no le dan un nuevo contrato pronto.

¿Porque hay una distinción entre lo que aplica en buques rentados y propiedad de Pemex, para los afiliados al STPRM? Posiblemente se deba a que cuando la empresa comenzó a rentar buques en vez de usar pura flota propia, el STPRM exigió a cambio mejores prestaciones. Si alguien tiene información adicional sobre esto, se agradecerá.

Otras características de la situación laboral en los buques:

En general los empleados llamados de confianza, tanto transitorios como de planta están muy desprotegidos. La empresa favorece al personal que ellos recomiendan, sin tomar en cuenta ni la antigüedad ni el desempeño que tengan; pero los más desprotegidos son los transitorios ya que no existe un escalafón; hay mucha corrupción y lucran con ellos.

Los de confianza, ya sea transitorios o de planta, están sujetos a libre disponibilidad, al arbitrio de la empresa.

Los afiliados al STPRM pueden conseguir fichas para que sus familiares ingresen a laborar, pueden heredar su  planta a sus familiares. Esto no aplica para los llamados de confianza.

Los empleados llamados de confianza que laboran en los buquestanque son regulados por las reglamentaciones emitidas por la Organizaciòn Marìtima Internacional (OMI) a la cual pertenece Mèxico.

El llamado personal de confianza es el que tiene la responsabilidad de la operación del buquetanque, los afiliados al STPRM, igual que en otras áreas, tienen mínima responsabilidad en todas las funciones.

La discriminación del llamado personal de confianza frente a los afiliados al STPRM y frente a los amigos de la alta dirección de Pemex constituye una violación a Derechos Humanos. Esta información refleja que Pemex no actúa responsablemente con una de sus partes interesadas, el denominado personal de confianza. Si añadimos el componente de que hay protegidos por la alta dirección, no solo es irresponsable, sino que contribuye a la situación aquí descrita.

La razón por la que uso el término “llamados de confianza” en este texto es porque de acuerdo al artículo 9 de la Ley Federal de Trabajo, los de confianza son los que tienen funciones de dirección, inspección, vigilancia y fiscalización, pero no todos los llamados de confianza tienen esas responsabilidades. La empresa usa erroneamente el término, para poder despedir a este personal, que en realidad constituye mando medio, cuando quiera, dejando una ilegal y deshumanizada estela de daño patrimonial y humano a los que no se deciden a llevar su caso a tribunales o tienen que resistir los años que duran los juicios laborales.

Esta es la esta situación no es solo en buques, sino en todo Pemex y muchas otras empresas.

La empresa tiene la posibilidad de asumir una verdadera responsabilidad social en el ámbito laboral y cambiar esto, solo es cosa de que se decida. Mientras tanto, es importante que se sepa que su ostentación como “Empresa Socialmente Responsable”, es engañosa.

Algunos conceptos sobre empresas socialmente responsables. El caso de Alstom

Mientras avanzo con lo de Pemex, los invito a ver esta presentación con conceptos sobre las empresas socialmente responsables, aplicados al caso de otra empresa de talla mundial, la multinacional francesa Alstom, conocida por nosotros por haber construido carros de metro para la Ciudad de México en los ochentas, y cuyo negocio radica, además de los medios de transporte ferroviarios, en la generación de energía electrica.

Nube de etiquetas