Entradas etiquetadas como ‘tojolabal’

Extractos de la nueva revista Rebeldía Zapatista

Extractos de “Valoración de l@s zapatistas sobre la escuelita zapatista”

Comentarios de guardianes y maestrxs que recibieron estudiantes de todo el mundo durante la “escuelita” zapatista de agosto de 2013.

 CON PENA ME ENTERO QUE FUE ASESINADO JOSÉ LUIS SOLÍS LÓPEZ “GALEANO”, DE LOS MÁS BRILLANTES ZAPATISTAS, CITADO OCHO VECES EN ESTE TRABAJO, POR PARAMILITARES  DE LA CIOAC, DEL PVEM Y DEL PAN. MÁS SOBRE EL CRIMEN AQUI

Nota: Lxs guardianas y guardianes eran encargados apoyarlos en sus necesidades e inquietudes. En el primer número de la revista Rebeldía Zapatista, comparten junto con los maestros pensamientos surgidos de su labor en la escuelita “la libertad según l@s zapatistas”. Aquí presento una selección de sus pensamientos. La forma de organizar estos pensamientos fue ideada por mi persona. Espero que sea de utilidad.

2. Nota: Rebeldía Zapatista es distinta a la revista Rebeldía, pues está más enfocada la palabra de bases zapatistas, mientras Rebeldía estaba más enfocada a la palabra de líderes e intelectuales. Este es le primer número de Rebeldía Zapatista, de febrero de 2014.

 3. Nota: Los detalles de organización de la escuelita los pueden ver aquí en http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2013/03/17/fechas-y-otras-cosas-para-la-escuelita-zapatista/

 4. Nota: el único contenido de la revista que pude encontrar en la red es el editorial del Sup Moisés, que también reproduzco aquí, casi al final. Si alguien sabe donde está la revista completa a nivel red, favor de dejarme un comentario.

5. Nota: Valoraría que leyeran todo, vale la pena

 

Gracias

 

Tabla de contenido

Perfil de los alumnos

Preocupaciones iniciales de los anfitriones

Actitudes de lxs alumnxs

    *Casos positivos

     *Casos mixtos o negativos

Esfuerzos y adversidades que pasaron lxs alumnxs

Didáctica y métodos de aprendizaje

Contenidos educacionales

Preguntas e inquietudes de lxs alumnxs que se salieron del material de estudio y se quedaron sin contestación

Operación de la “escuelita”, problemas varios

Divulgación y compromiso

Mujeres en igualdad y en resistencia

Importancia de la escuelita

Cambio mutuo de percepción entre los zapatistas y los de afuera

Que frutos esperan de la escuelita

Logros del zapatismo

Retos del zapatismo

Editorial de la revista Rebelión Zapatista

Palabras finales

 

Perfil de los alumnos

 

-Atendimos a un grupo de alumnos, en su mayoría mayores de edad y con diferentes especialidades, ya sea escritores, intelectuales, doctores, maestros, dirigentes de sindicatos. (Roel, del Caracol I, La Realidad)

-Vinieron mucha gente joven que no había nacido en 94 (Galeano, del Caracol I, La Realidad)

-También ha venido mucha gente de otras partes del mundo, como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Argentina y Venezuela (Jacobo, del Caracol III, La Garrucha)

-(…) chilenos, colombianos uruguayos (…) (Felipe, del Caracol III, La Garrucha)

 

Preocupaciones iniciales de los anfitriones

 

-Nosotros al principio como guardianes tuvimos miedo de tener nuestros alumnos porque nunca habíamos tenido alumnos que vienen de la ciudad. Como bien sabemos allá en la ciudad tienen otro nivel de estudios, en cambio nosotros no estudiamos lo que ellos. Eso es lo que temíamos, de no poder compartirles o darles ideas a los alumnos. (Alejandra, del Caracol V, Tepeyac)

 

Actitudes de lxs alumnxs

 

*Casos positivos

 

-Vimos que era la gran mayoría que les interesaba saber como está la autonomía de nosotros como zapatistas, porque vieron que era realmente bueno cómo nos estamos organizando y gobernando. (Andrea, del Caracol III, La Garrucha)

-Como descansábamos de dar las clases, vimos que todavía se ponían a un lado a estudiar con sus guardianes y guardianas (Andrea, del Caracol III, La Garrucha)

-Hasta se tomó una foto con su carga para mostrársela a sus hijos (Yazmín, del Caracol IV, Morelia, en referencia a una mujer de edad que fue su alumna y cuyos hijos no la creían capaz de ya nada, como cargar un costal con la cabeza)

-Cuando cantamos el himno zapatista vi que mi alumna cantaba con todo el corazón. (Madeli, del Caracol IV, Morelia)

-Algunos de esos alumnos ya querían quedarse a vivir para ser zapatistas (Edwina, del Caracol V, Tepeyac)

 

*Casos mixtos o negativos

 

-Una alumna del DF no demostró interés en el estudio de los libros y solo hace preguntas de cómo ser parte de la insurgencia (Benito, del Caracol II, Oventic)

-A veces los alumnos no querían hacer, a lo mejor ellos están acostumbrados así o no sé (Memo, del Caracol V, Tepeyac)

-Ellos vinieron con ese interés de aprender y no de enseñarnos, aunque hubieron algunos (…) que quisieron como venir a imponer algunas ideas (Roel, del Caracol I, La Realidad)

-Algunos alumnos que vienen de fuera eso es lo que tienen en mente, que quieren superarse más para llegar a la cima. Lo que puedo ver yo en esa parte es que tienen el pensamiento que tiene el mal gobierno (…) , dicen: “¿Será que como estás, estás bien? ¿Te gusta como estás? ¿Te gusta como están viviendo?” (Memo, del Caracol V, Tepeyac)

-Algunos alumnos solo vinieron como para investigar lo que estamos haciendo. (Edwina, del Caracol V, Tepeyac)

 -Hay algunas compañeras que vinieron de otros países que se querían casar con los zapatistas (Marlene, del Caracol V, Tepeyac)

 

Esfuerzos y adversidades que pasaron lxs alumnxs

 

Siento que no es fácil viajar de un país a otro país, de un estado de nuestro país a otro, sé que es un gran esfuerzo que ellos hicieron porque no es fácil de conseguir recursos económicos para pagar boletos de avión, para pagar los transportes (Eloísa, del Caracol I, La Realidad)

-Dice ella que de por sí, va a seguir aprendiendo, y que de por sí lo va a entender algún día su familia por ya lo mira que ya lo está entendiendo, porque a esta primer escuelita que tuvimos que ya no dijeron nada su familia. (Marlen, del Caracol I, La Realidad)

-Mi esposo se quedó enojado ahorita. A ver si no a venir por mí o ya no me va a meter a la casa, porque no le gusta cuando salgo (palabras de una alumna de Yazmín, del Caracol IV, Morelia, explicando la reacción de su esposo porque decidió irse a estudiar con los zapatistas)

-Hay personas que tuvieron que dejar su trabajo (…) (Galeano, del Caracol I, La Realidad)

-También aguantaron el frío y el lodo (…) Sí aguantaron, hasta con los niños iban jalando en el lodo, aguantaron. Se vio que tomaron la importancia nuestra escuelita. (Verónica, del Caracol I, La Realidad)

-[venían] tan mayores de edad (…) (Andrés, del Caracol IV, Morelia)

-(…) venía con un solo pie original, el otro pie traía de fierro, pero venía con muchas ganas (Andrés, del Caracol IV, Morelia)

Los zapatistas reportan casos de mujeres que con todo y enfermedad llegaron a la escuelita para conocerlos. Un caso es este testimonio de una alumna:

-“Ustedes son el único camino que nos están mostrando, por eso quise llegar hasta aquí. También soy maestra, tengo alumnos allá en mi lugar. Vengo del norte, hay un grupo de maestros allí que estamos organizados y como nadie quería venir me sacrifiqué yo misma a venir, y voy allegar a compartir de lo que aprendí aquí. Este libro que me entregaron lo voy a llevar a compartir para mostrarle a mis compañeros, al grupo de maestros. Allá hay mucho sufrimiento” –dice-. “Allá no puedes salir un rato en la calle, escuchas balacera.” (Rosa Isabel, del Caracol IV, Morelia)

Los zapatistas por el contrario también reportan casos de mujeres jóvenes que dificultaron la estadía y se fueron pretendiendo estar enfermas.

 

 

Didáctica y métodos de aprendizaje

 

-Antes de la escuelita nosotros fuimos elegidos como maestros y maestras para poder hacer los trabajos, (…) nos encontramos con las cinco zonas para poder intercambiar las experiencias y poder hacer los libros (Moisés, del Caracol II, Oventic)

 -F. (…) fue muy disciplinado y todo lo que decía la familia [donde se hospedaba] lo hacía. (Mariano, del Caracol I, La Realidad)

-Vimos que ellos aprendieron a estar con su guardián (Roel, del Caracol I, La Realidad)

-Yo le pregunté, como vi que va anotando unas cositas en el libro, le pregunté porque lo anota. Me dijo que es muy importante para él, para ir a enseñar a sus compañeros que están allá donde él trabaja. (Mariano, del Caracol I, La Realidad)

-A veces dicen: (…) yo ya sé lo que dice el libro y yo lo que vengo es especialmente a compartir los trabajos de la cocina (…) Esa compañera se llama B., que ella viene de Holanda. (…) o trabajos de la milpa, es lo que quieren saber (Serapio, del Caracol III, La Garrucha)

-Para nosotros y nosotras, ese alumno que no estudió, y que le interesó mucho, que aprovechó pues el poco tiempo que estuvo con la familia que visitaron, para nosotros está bien, porque es una persona interesada en el zapatismo (Felipe, del Caracol III, La Garrucha)

-Los alumnos y las alumnas (…), también nosotros (…), hicimos una obra para mostrarles como elegimos a nuestras autoridades y a ellos les gustó mucho. (Cristián, del Caracol III, La Garrucha)

-Yo lo ví con mis propios ojos, que sí sus libros y sus dos videos que se llevaron, ese no es para así como dicen ellos, que se van a dormir en sus diferentes países y estados. No. Es para practicarlo, estudiar y practicarlo, porque si sólo lo estudian no sirve para nada. (Yareni, del Caracol III, La Garrucha)

 

Contenidos educacionales

 

-Vinieron a aprender como el pueblo se gobierna, como elegimos a nuestro gobierno, como nos organizamos en algunos trabajos (Romario, del Caracol I, La Realidad)

-Se compartieron cinco temas diferentes sobre gobierno autónomo zapatista, gobierno de mujeres, gobierno en la resistencia, democracia y justicia (Roel, del Caracol I, La Realidad)

-Ellos vieron que es el mandar obedeciendo (…), los siete principios desde los tres niveles de gobierno, eso es el trabajo de la autoridad. Los siete principios son: proponer y no imponer, representar y no suplantar, construir y no destruir, obedecer y no mandar, bajar y no subir {labor de mediación], servir y no servirse, convencer y no vencer. (Andrea, del Caracol III, La Garrucha)

-Nosotros les explicamos que el ganado colectivo es para sostener a nuestras autoridades, como Junta de Buen Gobierno, consejos autónomos y otras comisiones (Bertín, del Caracol IV, Morelia)

 

Preguntas e inquietudes de lxs alumnxs que se salieron del material de estudio y se quedaron sin contestación

 

¿Dónde vive el Subcomandante Marcos, Moisés y los otros comandantes?, ¿Quiénes son los milicianos?, ¿Cuántos zapatistas hay?, ¿Portan armas?, ¿De dónde vino la idea zapatista?, ¿Qué ganan con la escuelita y cambio de qué? ¿Cómo el zapatista va a combatir el narcotráfico en este país? ¿Por qué siguen dependientes de materiales y herramientas del mal gobierno, si ustedes dicen que son muy autónomos?

Según reporta una maestra del Caracol V, hubo una pareja de jóvenes que dudaron de la igualdad de género entre los zapatistas y querían verificarlo con su familia sin ir acompañados del guardián.

 

Operación de la “escuelita”, problemas varios

 

-Ya el día 11 de agosto (de 2013) ya fue el día para recibir a los alumnos y alumnas  (…) Los que vieron con parejas, con sus hijos, fueron los primeros que se registró para poderlos a llevar a descansar porque los niños venían cansados (Moisés, del Caracol II, Oventic)

Nota: hay comentarios que explican que hubo problemas logísticos por personas que venían en pareja, que no habían avisado que querían permanecer juntas, no los reproduzco aquí por extensos, así como de algunxs guardianxs que no prestaron la atención debida a sus alumnos y también hubo alumnos que venían en pareja y en presencia de la familia que los alojaba se pelearon.

 

-Que vienen que hablan inglés, francés y otras lenguas que no entendemos (…) Ojalá que lograron entender un poco lo que explicamos (Andrea, del Caracol III, La Garrucha)

-Un pequeño problema con la energía eléctrica (…) la energía eléctrica la controla el mal gobierno [pero] nosotros también tenemos eléctricos zapatistas, entonces al otros día compusieron la energía eléctrica (Andrés, del Caracol IV, Morelia)

 

Divulgación y compromiso

 

 -Lo bueno que vimos de los y las alumnas de la escuelita zapatista es que se comprometieron en llevar nuestro modo de vivir, nuestro modo de organizar, nuestro modo de resistir, para compartir este ejemplo de vida (Mireya, del Caracol II, Oventic)

-Entonces ya al terminar la escuelita, muchos alumnos y alumnas les pareció muy corto el tiempo, querían seguir conociendo más, aprendiendo más. Ya en la despedida (…) hubo llanto. (…) ojalá que esa emoción que nos manifestaron (…) no sea más que una simple emoción, sino que eso les sirva, lo poco o lo mucho que les pudimos transmitir (…) les sirva a ellos donde vienen. (Martín, del Caracol II, Oventic)

-Las compañeras que vinieron nos dicen que sus libros lo van a querer como si fueran sus hijos, lo van a aprender y lo van a hacer a como dé  lugar, enfrenten lo que enfrenten. (Yareni, del Caracol III, La Garrucha)

-Sabemos que lo que ellos se llevan no se lo van a quitar de su cabeza. Ya lo llevan grabado lo que ellos vinieron a ver con sus propios ojos.  (Eloísa, del Caracol I, La Realidad)

 

Mujeres en igualdad y en resistencia

 

-Ahora sí vinieron a saber que sí teníamos derecho para compartir como mujeres zapatistas.

Está muy bien aquí como están trabajando, Zapatistas están muy adelante (le dijo una alumna a la guardiana Josefa, del Caracol III, La Garrucha)

-Él sale y yo también salgo. Cuando me toca salir él cuida a los niños, y cuando sale él yo quedo en la casa viendo el trabajo (Yazmín, del Caracol IV, Morelia, contestando a una alumna sobre la igualdad entre ella y su pareja)

-Participo una compañera joven que venía de Estados Unidos. La darle el micrófono no se pudo contener sino que lloró al ver  como nosotros nos tomamos en cuenta hombre y mujeres, en cambio en su país no. Y dice que ella que aquí vino a encontrar algo que no había encontrado en su pueblo, en su barrio. (Homero, del Caracol IV, Morelia)

 

Importancia de la escuelita

 

-Nosotros los zapatistas estamos organizándonos más porque no habíamos hecho eso, no habíamos compartido lo que ya estamos haciendo en las cinco zonas (…) (Fabiana, del Caracol V, Tepeyac)

-La escuelita (…) es como un puente para comunicarnos (Galeano, del Caracol I, La Realidad)

-La escuelita yo vi un espacio más avanzado porque nunca habíamos pensado que vamos a compartir con otra gente del mundo  (…) (Jacobo, del Caracol III, La Garrucha)

-El pueblo zapatista que conforma la autonomía vio que realmente sí es cierto como decían nuestros mandos políticos, que sí hay compañeros de afuera que quieren conocernos. Cuando esa escuelita dijo “abrirse las puertas”, mucha gente vino y nos conoció a profundidad.  (Filiberto, del Caracol III, La Garrucha)

-Si sirvió mucho (…) para abrir nuestra mente (…) (Memo, del Caracol V, Tepeyac)

 -Aquí vimos que nuestra lucha no sólo está aquí, sino que ya se fue a  nivel internacional (Saúl, del Caracol III, La Garrucha)

-Vinieron mucha gente joven que no había nacido en 94 (que sabían) que existía un Ejército Zapatista pero no sabían realmente cual era su programa de lucha.

-Se viene a preparar gente de la ciudad, de otros países, pero también nos preparamos nosotros, se está preparando nuestros jóvenes para así seguir gobernándonos.

(Galeano, del Caracol I, La Realidad)

-Vimos que la escuelita es muy necesario abrir un espacio para que caben muchos mundos (Mariano, del Caracol I, La Realidad)

-Ellos vieron ahí con las familias, se dieron cuenta cuánto de sacrificio, cuanto de sufrimiento realiza esa familia para poder cosechar, para poder lograr los recursos y al mismo tiempo poder sostenerse en su familia y para poder sostenernos y resistir del mal gobierno (Galeano, del Caracol I, La Realidad)

-Esa escuelita hizo de levantar mucha conciencia (…) mucha gente vio que sí realmente se puede autogobernarse. (Filiberto, del Caracol III, La Garrucha)

-Gracias a la escuelita aprendí a perder el miedo, también aprendí que como dice el mal gobierno que los zapatistas ya no existen, que no es cierto porque ahora ya somos miles, y con nosotros ya no va a poder (Yazmín, del Caracol IV, Morelia)

-Ahora sí se dieron cuenta que nosotros nunca hablamos la mentira. Ahí se dieron cuenta que el que habla la mentira es el mal gobierno, el sistema capitalista (…) Con sus propios ojos vieorn lo que es el pueblo indígena (…) (Filiberto, del Caracol III, La Garrucha)

 -Es un logro más que tenemos porque durante estos más de 500 años que hemos venido nosotros de alguna manera siendo despojados y explotados por el mal sistema, nunca el mal gobierno dio este espacio, nunca el mal gobierno nos dio esta libertad para que ahora si nos encontremos los diferentes sectores de trabajos que hay en el país. (Galeano, del Caracol I, La Realidad)

 

Cambio mutuo de percepción entre los zapatistas y los de afuera

 

Algunos pensaban que lo que decíamos eran solo palabras. Llegando en nuestros pueblos vieron que están las autoridades, los trabajos colectivos y la resistencia directa en cada familia. (otra compañera, del Caracol II, Oventic)

 -Ellos pensaban que los zapatistas estaban en las montañas, así lo dicen ellos, nunca pensaron que los zapatistas somos de carne y hueso y como somos seres como ellos, que estamos en las comunidades y que nos estamos organizando.

En sus comentarios ellos expresaban que de alguna manera ellos están explotados, que ellos también sufrían lo que sufrimos los indígenas (Galeano del Caracol I, La Realidad)

 

Que frutos esperan de la escuelita

 

-(El alumno) decía: “Si es posible lo voy a ver un día ese fruto que yo dejé sembrado.” Le decimos que es igual lo que es de la escuelita, es posible que lo podamos ver nosotros ese fruto. (Raúl, del Caracol I, La Realidad)

 

-Lo que estamos esperando es que se organicen allá en sus propios lugares. Porque cada uno de ellos y ellas tienen su propios conocimientos, como pueden organizar para construir la autonomía. Nosotros, nosotras, no los llamamos para que vienen a copiarnos tal como estamos haciendo (…) (Margarita, del Caracol II, Oventic)

-Ahí nos levanta el ánimo de luchar, en seguir adelante con nuestra lucha, que es un paso muy importante con esta nueva forma de hacer la escuelita, tal vez es un paso muy grande, podría haber un cambio muy grande en todo el mundo (Romario, del Caracol I, La Realidad)

-La escuela sigue abierta para volver a recibir a esos hermanos, a esas hermanas (Filiberto, del Caracol III, La Garrucha)

 

Logros del zapatismo

 

-Lo más grande que vemos es que aquí el gobierno ya no manda, aquí el pueblo es el que manda. (Galeano, del Caracol I, La Realidad)

-El gobierno cuando hace una cosa no lo va a consultar con su pueblo (…), pero nosotros aquí no hacemos así. Aquí lo que funciona es la voz del pueblo (…); si hay que hacer algo se consulta con los bases de apoyo, mujeres, niños, hombres, ancianos, entre todos tomamos esa decisión porque todos somos tomados en cuenta quí en nuestra autonomía (Memo, del Caracol V, Tepeyac)

-En otros pueblos ya es muy diferente, no puedes sembrar nada, sino que todo es comprado, es todo transgénico, en cambio aquí que somos indígenas nosotros sembramos lo que queramos. (Memo, del Caracol V, Tepeyac)

-Ya no estar separados [los  tzeltales, tzotziles y tojolabales], sino caminar juntos (Homero, del Caracol IV, Morelia)

-[Lo que] estamos haciendo como zapatistas para nosotros no hay ninguna frontera quien lo atranque  (Eloísa, del Caracol I, La Realidad)

-[Lxs alumnxs] dicen que somos los arquitectos para la construcción de la autonomía y que es un ejemplo y esperanza para el mundo (Mireya, del Caracol II, Oventic)

 

Retos del zapatismo

 

-Sí se sigue usando el dinero que hace el mal gobierno porque todavía no llegamos hasta eso de hacer un dinero de los zapatistas.

-Dijeron los alumnos que no nos rindiéramos porque el mal gobierno va a hacer todo lo posible para derrotarnos, pero no nos vamos a dejar, vamos a seguirle (Memo, del Caracol V, Tepeyac)

 

Editorial de la revista Rebelión Zapatista

 

-Las zapatistas y los zapatistas que somos, rebeldes en nuestra patria mexicana, porque somos amenazados de destrucción junto con nuestra madre tierra, debajo del suelo y por encima de nuestro suelo, por los malas personas ricos y malos gobiernos, que todo lo que ven piensan en convertir en su mercancía, que se llaman capitalistas neoliberales.

Quieren ser dueños de todo.

Son destructores, asesinos, criminales, violadores. Son crueles, inhumanos, torturadores, desaparecedores, son unos corruptos y todo lo que se puede pensar de males, así son ellos, no piensan en la humanidad. Más bien son inhumanos.

Unos cuantos ellos y todo lo deciden de cómo quieren dominar a los países que se dejan dominar, los han convertido en sus fincas los países subdesarrollados, los han convertido de capataces a los llamados gobiernos capitalistas subdesarrollados de cada país.

México así los tiene. El patrón son los neoliberales transnacionales, su finca se llama México, el capataz actual se llama Enrique Peña Nieto, los mayordomos son 
Manuel Velasco en Chiapas, y los demás llamados gobernadores de cada 
estado, los caporales son los mal llamados presidentes municipales.

Por eso nos levantamos en contra de este sistema, el amanecer del primero de enero del año 1994.

Ya llevamos 30 años de construcción de como pensamos vivir mejor, está a la vista del pueblo de México y del mundo. Humilde pero sanamente decidido por los pueblos de decenas de miles de mujeres y hombres, 
de cómo queremos gobernarnos autónomamente.

Nada oculta lo que estamos haciendo, que lo que buscamos, lo que queremos, está a la vista.

No es igual lo que nos hace los malos gobiernos, o sea los tres malos poderes, el sistema capitalista todo a espaldas del pueblo.

Estamos compartiendo a los compañeros y compañeras de México y del mundo nuestro humilde pensamiento de un mundo nuevo que pensamos y queremos.

Por eso lo vimos y pensamos de hacer la escuelita zapatista.

Donde se trata de libertad y de construcción de un mundo nuevo distinto a como nos tienen los capitalistas neoliberales.

Y luego es el pueblo quien está compartiendo, o sea directo la base que es pueblo, no sólo sus representantes. Ellos dirán si están bien o van bien como están organizados, no sus representantes la dicen, o sea es para ver si está así como han dicho sus representantes.

Merece esta gran compartición con todos nosotros, compañeros de la ciudad y del campo, porque somos nosotros los que debemos de pensar cómo es el mundo nuevo que queremos, no sólo los representantes o dirigentes deben pensar y decir cómo y mucho menos ellos dicen que van bien como organización. Es el pueblo, la base deben decir eso.

Así que ahí dirán si les va servir a l@s que asistieron.

Como leerán en los escritos que aparecen en este número de nuestra revista REBELDÍA ZAPATISTA, a los compañeros y compañeras bases de apoyo les ha servido para que así los conocieran gentes buenas en México y en el mundo, porque en México no hay gobierno que los reconozca, que en México hay indígenas. Se acuerdan de ellos cuando hay elecciones, como si fueran materiales electorales.

Sólo así como están organizados, con su lucha se ha defendido a lo largo de 30 años.

Hacen todo lo posible, lo que se ve imposible y lo han demostrado a lo largo de estos 30 años de vida y esto es lo que están compartiendo.

Trabajamos la escuelita para que vaya mucho más lejos las palabras de las compañeras y compañeros bases de apoyo zapatista, miles y miles de kilómetros y no como nuestras balas del amanecer de enero del año 1994 que apenas llegaron unos a 50 metros, otros 100 metros y quizás otros a 300 ó 400 metros de distancia, esto de la escuelita cruza mares, fronteras y espacios a la hora de volar a ustedes compañeras, compañeros.

Nosotros los indígenas rebeldes lo sabemos esto y sabemos que hay otros, otras rebeldes que son indígenas y que lo saben también ellos lo que es el capitalismo neoliberal.

También hay otros hermanos y hermanas que son rebeldes y que no son indígenas, que también pueden escribir y que nos comparten en este medio, para saber de ellos cómo piensan y cómo ven de este sistema que quiere acabar la planeta tierra. Por eso en este número de la revista ponemos algunas palabras que nos dan nuestras compañeras y compañeros anarquistas.

Bueno compañeros de la Sexta, mejor está que quienes vinieron lo vieron con sus propios ojos y escucharon sus propios oídos y vinieron y se fueron bien dispuestos porque se encargan de transmitir y de dar la explicación a los que no podrán llegar.

En esta primera revista empezará a escribirse las palabras y pensamiento de nuestras compañeras y compañeros bases de apoyo zapatistas, familias, guardianas y guardianes, maestras y maestros, cómo la ven la escuelita en que están compartiendo y también cómo la vieron a las compañeras y compañeros alumnos. En los primeros números de nuestra publicación irán apareciendo las evaluaciones en la palabra de maestros, votanes, familias y coordinadores de la escuelita en las zonas de los cinco caracoles.

Así como ustedes han platicado o publicado lo que vivieron, escucharon y vieron en nuestras tierras zapatistas, aquí pueden leer cómo los vimos y escuchamos quienes levantamos la bandera de la REBELDÍA ZAPATISTA. (Subcomandante Insurgente Moisés)

 

Palabras finales

 

-Por mi parte hago una invitación de todos los que tienen ese corazón de lucha, ese corazón de que sí es necesario que cambie el sistema capitalista, es necesario  unir nuestras fuerzas y nuestros pensamientos para que sí vayamos a lograr lo que queremos. Porque somos muchos los que necesitamos tener una vida digna, muchos los que somos maltratados. (Abraham, del Caracol IV, Morelia)

-La responsabilidad que nosotros tenemos es seguir luchando para que un día mejore este mundo, donde ya no seamos destruidos, sino tomados en cuenta. Que sea un mundo diferente donde quepamos todos. Eso sería mi palabra. (Homero, del Caracol IV, Morelia)

Anuncios

Nube de etiquetas