Entradas etiquetadas como ‘salarios’

Llamado a la base trabajadora de Petróleos Mexicanos

Trabajadores de Petróleos Mexicanos

Me dirijo a Ustedes, como trabajador de Pemex despedido por defender la industria petrolera nacional,  para manifestarles mi más profunda preocupación por el destino que pretende dar el Gobierno Federal a Petróleos Mexicanos y hacer un llamado a la reflexión y a la acción en defensa de nuestra querida empresa.

La iniciativa de reforma energética y el paquete económico 2014 presentados por el Presidente Enrique Peña Nieto y su equipo entrañan la práctica desaparición de la empresa en poco tiempo. La reforma propuesta del artículo 28 constitucional elimina de entre las áreas estratégicas de la economía mexicana, a la extracción y procesamiento del petróleo,  nuestro preciado recurso natural nacional, y quita al gobierno mexicano la responsabilidad de operar en forma exclusiva estas áreas.  El Paquete Económico 2014 quita a Pemex gran parte de la contratación de actividades extractivas (pues esta recaerá en SENER),  la comercialización (recaerá en un ente externo a la empresa) y gran parte de los movimientos de tesorería (en un fideicomiso controlado por la SHCP).

El efecto combinado de ambas reformas, el trato de privilegio que se da a las empresas privadas cuando entran en competencia con los organismos paraestatales y el discurso de que las refinerías no son rentables, hacen prever la pronta desaparición de la refinación nacional, como ya ha sido el caso de la petroquímica como el de los ferrocarriles, donde ni siquiera los privados tienen actividad sustancial. Finalmente, quedará Pemex Exploración y Producción manteniendo su actividad en tanto el balance fiscal del gobierno lo requiera, pero transfiriendo continuamente “valor”, es decir, riqueza, a la iniciativa privada, haciendo trabajo para que la IP cobre. Esto implicará decenas de miles de despidos en la industria, por cierto ya avalados por el convenio 10717/2013 entre el sindicato y la empresa y que el respeto a  los derechos laborales se reducirá, si acaso, a otorgar liquidaciones de ley. Solo esto debiera ser suficiente para impedir el avance de estas reformas.

Sin embargo, nuestra reflexión debe ir  más allá, pues el trabajador petrolero y sus líderes tenemos una altísima responsabilidad ante la nación. Pemex es el primer contribuyente fiscal del país y carga por esta vía con el financiamiento de un tercio de la educación, la salud y los programas sociales de nuestro país, entre muchas otras cosas. Permitir  el desmantelamiento de Pemex en beneficio de las grandes empresas privadas del mundo significa la acelerada reducción del financiamiento del estado social mexicano. Significa, en fin, el empobrecimiento adicional, en forma brutal, de los mexicanos, la creciente dependencia del exterior y la pérdida de la poca soberanía nacional que aún nos queda como país.

Debemos reconocer, además, que los buenos salarios que percibimos los petroleros, no sólo se deben a la alta productividad a la vez que al alto riesgo industrial de una industria como ésta, sino también a la valiente decisión del Pueblo mexicano en 1938 de apoyar la nacionalización de la industria petrolera mexicana. Esto constituye otra razón para actuar en agradecimiento con la nación. Hay muchas razones por las cuales el trabajador petrolero tiene, y debe actuar de acuerdo a, un compromiso moral con el pueblo de México

Hago este llamado convencido de que los trabajadores petroleros, desde el manual hasta el ingeniero, tienen el conocimiento y la capacidad de organización para defender una industria petrolera cien por ciento nacional, como lo es hoy en día, y para contribuir a transparentarla desde adentro,  en un esfuerzo como ya se hizo en 1938.

Alguno dirá, como es que un despedido hace este llamado, y como podré yo hacer caso, si en consecuencia me van a despedir a mi también. Yo les digo: si se organizan no los pueden despedir a todos, pero si no hacen nada, todos lo serán, poco a poco. Sopesen los argumentos dados antes, riesgos y su responsabilidad personal.

Es indispensable reconstruir a Pemex y a México mismo sobre una base de solidaridad y los petroleros debiéramos salir por delante con el ejemplo.

Alejandro Corona Bahre

Nube de etiquetas